DEFINIR UN PROPÓSITO (REAL) PARA REPOSICIONAR Y REVITALIZAR UNA MARCA.

En ocasiones, los profesionales que nos dedicamos a las disciplinas centradas en estudiar los vínculos entre marcas y consumidores (creatividad, branding, marketing, diseño…), tenemos que escuchar (y aguantar) cómo amigos, familiares o incluso compañeros de otros departamentos, nos digan que lo único que hacemos es vender humo, que nuestro trabajo se basa en engañar al consumidor, etc.